jueves, 8 de diciembre de 2011

Minas de Cabo de Palos, desde Cala Reona a Calblanque

  Minas de Cabo de Palos, desde Cala Reona a Calblanque. 

Por: Rogelio Mouzo Pagán

 La Unión diciembre 2011



            La zona de Cabo de Palos fue desde muy antiguo una zona minera que producía diversos minerales, algunos  como la galena argentífera que tenía el más alto contenido en plata de la Sierra Minera de Cartagena-La Unión. Esta actividad minera hace años desaparecio, y actual mente  de gran desarrollo turistico  apenas si existen referencias a ella.
 
     Cabo de Palos visto desde la cumbre del Cabezo El Talayón. Se aprecia sus calas y el faro.


            Estas minas fueron trabajadas en tiempos antiguos por romanos y civilizaciones anteriores, permaneciendo inactivas desde el siglo IV hasta  que, con anterioridad a 1840  fueron reabiertas,
 
   Plano de la Sierra Minera de Cartagena-La Unión 1907. Archivo Histiórco Minero Rogelio Mouzo.
 
            Según el plano del ingeniero Carlos Lanzarote de La Sierra Minera de Cartagena-La Unión hecho en 1907, las pertenencias de esta zona están localizadas en la misma punta del Cabo, aunque  el grupo de las que trabajaron (algunas hasta principios del siglo XX), son las demarcadas entre Cala Reona y Calblanque..


Antecedentes históricos.


          Cabo de Palos es una población que se encuentra en el municipio de Cartagena, en la Región de Murcia junto al Mar Mediterráneo  y el Mar Menor, presidida por su espectacular faro construido en 1863, cuyo foco luminoso se encuentra a unos 80 metros de altura sobre el nivel del mar y unos 50 metros sobre una pequeña colina en la parte oriental del cabo, 
 
 
                             Faro y cala de Cabo de Palos
 
                 En la antigüedad Cabo de Palos estuvo asociado a la Manga del Mar Menor; una franja de tierra de más de 20 kilómetros de larga con anchura irregular que oscila entre los 1500 metros y  menos de cien metros en la parte más estrecha, que divide el Mar Mediterráneo y el Mar Menor.
 
     La Manga del Mar Menor, inicia su desarroyo turistico a principo de la decada de 1960

                Esta franja de tierra esta bañada en toda su extensión por 16 playas en ambos mares, que a su vez pueden ser divididas en tres zonas: las del Mar Menor  todas llenas de arena y aguas calidas;  las del Mediterráneo Este, abiertas al mar y también de arena, y las del Mediterráneo Sur, compuesta de rocas y arena.
 
    La Manga del Mar Menor, continua su avance turistico. Fografia sobre 1967


            De la antigüedad de la zona da prueba la existencia del Poblado de Las Amoladeras sito en La Manga, un yacimiento arqueológico de 1º orden que data del Neolítico, cuando se levantó un poblado cuyos habitantes vivían de la pesca. 
 

       La "Isla Grande", tambie conocida por "Isla de Barón"  en el Mar Menor. Al fondo La Manga del Mar Menor y  el Mediterráneo.   
 
            Mas tarde la riqueza de la Sierra Minera y las buenas condiciones del Mar Menor, atrajeron nuevos pobladores: iberos, cartagineses y romanos que explotaron las minas de plata y desarrollaron industrias pesqueras muy apreciadas en la antigüedad,  Existen referencias  de que  en su promontorio hubo un templo consagrado a Saturno, y en el siglo XVI se construyó una torre vigía para defensa de la costa de los ataques de lo piratas berberiscos. 
 
     Panoramica del las urbanizaciones en la costa Sur del  Mar Menor, tomada desde la cumbre del Cabezo El Alayón´.


     Puerto deportivo y pesquero de Cabo de Palos


            El actual pueblo de Cabo de Palos, en origen un poblado de pescadores, cuenta hoy con un buen puerto deportivo y pesquero,  que forma parte de la Estación Náutica del Mar Menor, destacando como una localidad turística con buen clima y una extraordinaria  gastronomía, de la que es famoso  su “caldero del Mar Menor”, una receta a base de arroz y pescado (especialmente el mero), a demás de contar  de una amplia oferta en deportes náuticos, gracias  a sus fondos marinos protegidos dentro de la Reserva Marina de Cabo de Palos e islas Hormiga.


Ruta senderista de Cala Reona a Calblanque por la zona minera


            Existen en la actualidad muchas personas que disfrutan haciendo senderismo por sendas y montes de la costa mediterránea cartagenera, en donde se han trazado diversas rutas, alguna de ellas de largo recorrido que atraviesa esta zona minera, siendo un circuito muy utilizado que discurre por estrecha senda bordeando acantilados, que llega hasta las playas de Calblanque y las antiguas salinas del Rasall (salinas de Calblanque), en cuyo recorrido hay que pasar junto  a muchos vestigios mineros,

   
                      Recomendaciones y precauciones de la ruta senderista.


            Los muchos pozos y otros restos, mudos testigos de la  pasada actividad minera, suscitan cierta curiosidad en quienes por el lugar pasan, y posiblemente se plantearan grandes interrogantes: ¿como eran aquellas minas?,  ¿desde cuando dio comienzo su explotación?, ¿que mineral se extraía?, ¿porque existen en zona tan próximas al mar?, ¿hasta cuando estuvieron activas? y un largo etc. Es precisamente a dar respuesta a alguno de esos interrogantes lo que  pretende  el presente artículo, dando explicaciones  y datos de carácter histórico-técnico sobre la  zona minera de Cabo de Palos. 

Trabajos de investigación sobre la minería



            Hace años que me vengo interesando por la minería de la Sierra de Cartagena-La Unión, y a tal fin he mantenido diversas entrevistas con personas que han tenido alguna vinculación con ella, como fue la que a fínales de la década de los ochenta del pasado siglo XX, le hice a D. Julián Sánchez Cabezos, nacido en 1904 en la diputación cartagenera del Rincón de San Gines, territorio integrado por las cinco poblaciones, barrios o caseríos siguientes: Las Cobaticas; Los Belones; Los Nietos; Cabo de Palos y Atamaria.
 
     Rogelio Mouzo por las minas de Cala Reona, diciembre 2012.
    

            Su padre Juan Sánchez Conesa nacido en 1870 en el Rincón de San Ginés,    durante toda su vida se dedicó a los trabajos mineros, falleciendo  en mayo de 1921 del llamado "mal de las minas" (silicosis). El humo de la dinamita y los candiles de aceite, así como la falta de ventilación y el polvo etc., hacia que se contrajese esa enfermedad.

Demarcaciones mineras de Cabo dePalos y zonas limitrofes de La Sierra de Cartagena-La Unión

.

             Recuerda a su padre trabajando como partidario en la mina "San Nicolás", que estaba cerca del caserío de Los Blancos. Era esta mina de manganeso a la que al interior se accedía mediante una rampa. También trabajó en las minas existentes en Cabo de Palos por la zona cercana a "Cala Reona" y " Calblanque". Estas minas, se llamaban "mina Arturo", de la que se extraía manganeso, y otra minas llamada "Diana", de la que se sacaba plomo. Añade que en aquellas minas existía un lavadero de minerales, y sobre 1910 sacaron mucho plomo. El lavadero estaba situado en un barranco muy cercano al mar.
 
                      Pozos resultantes de la actividad minera. Foto Rogelio Mouzo en  2003



            También sabe que una galería de estas minas se introducía de bajo del mar, y sin embargo no se producían filtraciones de agua. Las minas  disponían  de castilletes sobre sus profundos pozos dotados con maquinas de vapor, y solían usar esportones para extraer el género. El padre también trabajó en la mina "La Concha", de la que se sacaba mineral de manganeso, situada en Atamaria (que integra actualmente la zona de La Manga Club), Los Belones, 
 
   Playas y salinas de Calblanque, 


              La familia vivía junto al Cuartel de la Guardia Civil existente en el caserío de "Las Barracas", cercana a las playas de Calblanque y las   minas del lugar, estando la zona  en aquellos años   muy poblada por familias que solían trabajar en ellas.

    

            A la muerte del padre quedaron tres hijos, de los que Alfonso con 16 años de edad era el menor, otro era Antonio, y finalmente Julián el protagonista de esta historia. Los tres hermanos fueron mineros, y  Alfonso murió de 40 años   afectado de albúmina en la sangre (siempre había sido minero del interior)...



            De sus recuerdos de niño me indica Julián, que sobre 1912 pasó por Los Belones una gran caldera para maquina de vapor, cargada sobre un carro-plataforma del tipo "trincaval"  tirado de 4 o 5 caballerías. Esta caldera  había sido desmontada de alguna de las minas existentes por Cala Reona.


 La minería de Cala Reona y Calblanque


            La zona a la que hacemos referencia pertenece a la Sierra Minera de Cartagena-La Unión, y destacada siempre porque su galena argentífera contenía el más alto porcentaje (%) de esta sierra, del orden de 8-10 Kg. de plata por tonelada de mineral de galena, Antiguamente estas minas se la conocían por las de “Cala Reona”, posiblemente por ser el lugar más cercano desde donde se llega a ellas. 
 
     Pozos abandonados y peligrosos por carecer de brocal de protección. Foto año 2003


            El que estas líneas escribe ha visitado estas minas en varias ocasiones; una de ellas realizada en el año 2003, tomando algunas fotos del lugar,.Aquel recorrido me produjo honda impresión, al observar la gran cantidad de  vestigios mineros que contenía (testimonio vivo de su historia), que actualmente están totalmente abandonados a la suerte de todo tipo de vandalismo.


    Pozos abandonados y peligrosos por carecer de brocal de protección. Foto año 2003


            Entre estos restos destacan una gran cantidad de pozos (bastantes de ellos  situados junto al camino), los cuales, en aquella visita carecían de brocal de protección, lo  que los convertían en un potencial gran peligro de accidente mortal a quienes cayeran en ellos, pues se trata de profundos pozos con muchos metros de agua en su interior.
  

Origen volcánico de los yacimientos de minerales de esta sierra  
         

            Durante el Mioceno superior, el Campo de Cartagena sufrió uno de los episodios más recientes de vulcanismo de la Península Ibérica. Hace unos siete millones de años comenzaron a producirse numerosas erupciones volcánicas en toda la zona, de las que son restos las islas del Mar Menor, la isla Grosa, El Carmolí o el Cabezo Beaza. Las últimas erupciones se produjeron hace sólo un millón de años en el Cabezo negro de Tallante.
.
    Del libro Estudio Metalogénico de la Sierra de Cartagena, por el ingeniero de minas Ricardo Guardiola 1927.


            Asociados a esta actividad volcánica se generaron potentes procesos en los que el agua procedente del interior de la tierra, con presencia de minerales disueltos y sometida a fuertes presiones y altas temperaturas, precipitó estos minerales en las fallas y cavidades de la sierra y dio lugar a los ricos filones minerales.



Trabajos mineros antiguos emprendidos en la sierra entre Portman y el Cabo de Palos



            Según la reseña histórica de estas minas realizada por el ingeniero minero D. José García Lasala, publicada en la Revista Minera nº III de 1852, cuenta sobre el gran incremento en aquel tiempo de la industria minera en Cartagena con el beneficio de los antiguos escoriales y los minerales de carbonato, haciendo un descripción de la minería que se estaba desarrollando desde Portman hasta el Cabo de Palos.

           

Comienza describiendo las pertenencias mineras en la  zona de Cabo de Palos, colocadas sobre el terciario constituido por las pizarras de transición, en la que se encuentran diferentes trabajos de los romanos, bastante irregulares y caprichosas, de no muy fácil transito, lo cual da claramente a entender que explotaban los filones y venas ricas de mineral, y los seguían del  modo y con las sinuosidades que se presentaba el terreno. También hace alusión a la existencia en las inmediaciones de algunos escoriales (residuos de fundiciones de plomo y plata), como son el nombrado Cala Reona, y el Complemento a él inmediato.


                    Accion minera. Colaboración del Archivo-Colección  Manuel Morales


Sobre la minería de la primera mitad del siglo XIX, hace mención  a una compañía catalana que en 1840  se dedicó a la explotación en esta comarca, gastando  de doce a quince mil duros (moneda equivalente a cinco de las antiguas pesetas) en diferentes trabajos de investigación, en una extensión como de un cuarto de legua se encontraban abiertos diferentes pozos, en general mal situados, atendidas las circunstancias del terreno, y todos en la pizarra micácea; pero como la estatificación de esta es tan irregular,   en unos cosos cortaban la roca de hilo y en otros la atravesaban llegando así a la profundidad de setenta varas en algunas de ellas. 

 
Corte geologico en el socavón de la mina San  Rafael Arcángel. Junto al mar  en Cala Reona.


Añade que en aquellos trabajos nada consiguieron de lo que proponían, que era encontrar las galenas como las del rico  filón Jaroso en Sierra Almagrera, que es lo que se beneficiaba en todas partes, y solo cortaron y siguieron algunos filoncillos de hidróxidos de hierro que, aunque con alguna ley de  plata, no satisficieron sus deseos, porque estos minerales no se beneficiaban en aquel tiempo.
 
Zona Minera entre Punta Espada, Cala Dorada y Punta Negra.


La única ventaja que resultó con su retirada, fue la de dejar abiertos diferentes pozos verticales, que son una muy buena obra de arte minero, y el mayor número de ellos escarbados a cuatro palmos, que en adelante podrían servir para ventilación comunicándolos con las labores que entonces se realizaban.



Desde el año de 1841 nadie había pensado hacer registros en esta comarca, hasta que en el último furor minero varias empresas de Murcia en el año 1849-1850 los establecieron. Las primeras concesiones mineras que se encuentran desde Cala Reona son las llamadas Libertad, Encuentro y Separación, que ocupan todo el cabezo de la Escucha, y pertenecían a la compañía del Porvenir de Murcia. 
 
En el lado Este de El Tayalón, podemos divisar una labor minera  recortada en la montaña 

  Bajo la dirección del ingeniero Sr. García Lasala se hicieron algunas labores mineras, tales como el trazado de una galería hacia el O, bajo el nivel del mar y en la misma orilla de él,  que a treinta varas había cortado un filón de una vara de potencia por termino medio, compuesta en su mayor parte de oxido de hierro rojizo en cuya masa se presentan nódulos y riñones de galena con cloruros de plomo, que en los ensayos  habían dado un termino medio de 55% de plomo con 10 onzas de plata por quintal de mineral.



En cuanto al conjunto de explotaciones mineras en la zona, indica que al  O. y al S. de aquel Cabezo están denunciadas las pertenencias Serpiente, Diana, Segura, Gorriona y Santa Rosalía, ocupando el Cabezo y lomo del Talayón hasta el Bos de los Déntoles. Las dos primeras pertenecen a Don Juan Rubio, y las restantes a la compañía el “Lirio de Murcia”. En la demarcación de la Escucha se encuentran diferentes trabajos antiguos, lo mismo que en la Segura, Diana y Santa Rosalía. 


                         Pozo minero de origen antiguo con brocal de mamposteria.


Con objeto de cerciorarse si el filón sigue mucho dirección O, las pertenencias Iluso y Virgen del Rosario, y hacia el E. por el lado opuesto, han marcado dos en la  de  Juan  Rebollo, sin que ninguna hasta ahora haya avanzado lo suficiente para cortarlo o encontrarlo. Por el echado en las dos primeras; presentan muy buenos indicios estas galerías, pues en la Iluso (que pasa de 50 varas) se encontró hace algún tiempo una pequeña vena (que desapareció) compuesto de galena y cloruro de cloro, que sabemos por  personas fidedignas, que en ensayo dio de veinte a veintidós onzas de plata por quintal de plomo. 
 
            Explotación minera acielo abierto, situada al Este del  Cabezo  El Atalayón



Un hallazgo de esta especie en una labor de investigación, y algunos nódulos de galena de buena calidad encontrados en la cabeza del filón de la Ultima Suerte, hacen concebir grandes esperanzas de riqueza en la profundidad, por cuya razón no cesamos de aconsejar a todos los concesionarios la continuación de labores con objeto de ver si esto se verifica.



Este era el estado en que se encuentra la minería de este primer grupo de Cabo de Palos, donde sobre las pizarras de transición, se están explotando catorce pertenencias modernas, todas con labores de investigación, pues aunque se extraen hierros con mas o menos ley de plata, no son estos minerales los que colman la esperanza de ilusiones de los mineros, ni los que deben recompensar sus afanes y desembolsos, que indudablemente deben existir en profundidad, y que tal nos  pareció la vez primera que pusimos la planta en aquel terreno.




Mas datos sobre los trabajos en las minas de Cala Reona,  



            En octubre de 1993 tuve ocasión de entrevistar a Pedro Pérez San  Matín, nacido en 1936 en las Cobaticas, Rincón de San Gines, cuando ambos éramos compañeros de trabajo en La Manga Club. La vida de  Pedro se desarrolló en la zona de Calblanque, en la que desde niño ejerció como pastor por aquellos montes.

           Durante su vida laboral Pedro alternó los trabajos aguícolas con los de sacar y cargar sal en las salinas. Este trabajo se hacia cada año cuando la temporada solariega habia producido la concentración de sal en las balsas.  

              Aunque desde joven hizo estos trabajos en las Salin as del Rasall, tambien conocidas por Salinas de Calblanque,  (las mas cercana a su domicilio); fue al servicio de la Salinera Catalana S.A. existente en las inmediaciones del pueblo de Cabo de Palos donde mas años vino a hacer la "temporada de la sal".


                Accion de la Salinera Catalana S.A. Archivo Manuel Morales.
 

            En relación a su padre Pedro Pérez Saura nacido en 1905, aquel en su juventud ejerció de minero realizando trabajos de peonaje  en una mina conocida como “Minas de Arturo” trabajada  a cielo abierto, de la que se extraían hierros, manganesos, galena y pirita, la cual estaba situada en lo alto de la montaña.  Añade que su abuelo materno Vicente San Martín, en el Siglo XIX también trabajó en aquellas minas de Cala Reona.

           

            De sus recuerdos de niño  cuenta Pedro, que a finales de los años de 1940 cuando el y su familia residían en la zona de El Cabezo Negro próximo a Los Belones, vio pasar por la carretera de Cabo de Palos dirección Cartagena, varios camiones cargados de maquinaria (especialmente grandes depósitos que debían ser las calderas de las maquinas de vapor de las minas de Cala Reona). Añade que en aquel tiempo aquellas minas pertenecían a la Sociedad Real Asturiana de Minas, la que posiblemente acabara desmantelándolas para aprovechar sus elementos, tanto para su  reutilización o para su desguace total como chatarra, en una época donde en España apenas existía materia prima.


    Minas en el Cabezo de La Escucha.


            Sobre los muchos pozos mineros existentes en las proximidades a la Cala de Los Déntoles (zona conocida por los pastores de la zona como “Tajos Quebrados”), recuerda el nombre de dos de sus pozos denominados “pozo del Ceño” y “pozo Luis”.



            En aquellas minas él llegó a conocer restos de bastantes de sus edificaciones, especialmente grandes paredes que acabaron siendo demolidas por muchos de los vecinos del lugar para aprovechamiento de los materiales (pedrizas y ladrillos) para reutilizarlos. Añade Pedro que materiales de aquellas ruinas mineras se utilizaron en el revestimiento y fortificación de un pozo que hicieron en la finca que habitaban, así como en la construcción de una cerca para el ganado. Lo mismo puede decirse que hicieron  otros vecinos del lugar.



Segunda visita de Rogelio Mouzo a estas minas en el 2010


Esta ruta la inicio en compañía de Gerardo Almarza Pozuelo, gran amigo y compañero  senderista, y para mayor comprensión haremos su descripción a la par que vamos pasando por aquella ruta,  que iniciamos desde Cala Reona junto  al local Discoteca abierto al publico desde 1968, para seguidamente atravesando su playa  tomar el sendero GR 92 (Camino de la Costa) señalizado con pintura roja y blanca, el cual partiendo de San Javier llega hasta la población de Águilas; aunque también en la ruta esta señalado el PR (sendero local de Cabo de Palos a Calblanque).
  
 
                       Gerardeo Almarza junto a la señal sendero GR 92, Calblanque



Vamos ascendiendo y frente a nosotros aparece uno de los cabezos importantes conocido por El Cucón, en el que se encuentran muchos restos de antiquísimas oquedades mineras.
     En zona proxima al mar destaca la señalización circular color naranja que indica el gran socavón existente en la concesión San Rafael Arcángel, en la misma Cala Reona.

El día es bueno, el mar relativamente calmado y nuestro paso no puede ser ajeno a la fragancia que las  plantas desprende,  pues por todas partes podemos observar la presencia de muchas especies tales como: Artemisa, bolagas, lentisco, romero, jara pringosa, espartos, los tipicos palmitos, etc. 
 El "helicoptero" vuela sobre el mar y  las muchas calas que van  desde Cala Reona  a Cabo de Palos.
   
La tranquilidad de la mañana solo queda apagada por el  rumor de las olas y  el gran ruido que la presencia permanente sobre el Mar Menor, Cabo de Palos y  sobre nosotros, emite el vuelo de un "helicóptero" del servicio de vigilancia costera. 

 
                        Rogelio Mouzo dispuesto a iniciar el recorrido por la zona minera.

      La ruta trazada atraviesa una senda reforzada com pedriza sin mortero al modo del buen minero


El camino que pisamos es una senda   minera para caballerías cuando aquellas  minas funcionaban, en la que tuvo gran importancia para el acarreo de minerales. En su recorrido y al objeto de   darle anchura suficiente,  pudimos observar tramos reforzados por pedriza a piedra seca.  
Por encima de la senda se distingue bien la zona morfológica con infinidad de oquedades. El suelo destaca por que en el afloran la pizarra y el cuarzo. Junto al camino aparece una oquedad semitapada por una gran planta de la familia de las aliagas, que impide su entrada. Por encima de la senda se aprecia bien el terreno minero en descomposición, que se desmoronaría si no lo sujetara la vegetación de la capa superior.

Conforme no vamos elevando la panorámica se hace mas amplia y bella, donde el Faro de Cabo de Palos emerge en la lejanía con su alta silueta orgullosa del dominio territorial que hacia el mar representa. 

                      


Según el libro “Guía Aérea del Litoral Alicante Murcia”, partiendo de de “Cala Reona” dirección a Cabo de Palos, aparecen las siguientes calas: “Punta de los Saleros” y el “Islote del Descargador”; la cala siguiente pasado el citado islote es la “Playa del Descargador”; seguidamente  aparece “Cala Flores” y la siguiente es “Cala Medina”, después la “Cala Avellon” ya lindante con el Puerto Deportivo de Cabo de Palos y la playa de “La Barra”. Una vez pasado el citado puerto está  la “Cala de las Melvas”; y mas adelante la “Cala Botella”,  a continuación “Cala Roja”; Cala Fría y el Cabo de Palos.



Plano del Instituto Geologico Minero de España,año 1952. Archivo Historico Minero    Rogelio Mouzo  Pagán


Ahora desde Cala Reona dirección a Calblanque, se encuentra en primer lugar “Punta Lobo” seguida de Cala Cocón; Punta Barriga; Punta Espada, Cala de los Déntoles”(tambien conocidad por "Cala dorada")  y Punta Negra. Ya desde este lugar aparece la Cala del Magre  y Calblanque con su punta conocida por Punta Blanca, 
 
Rogelio Mouzo sobre los muchos acantilados que la senda cruza.


El Sol se refleja en el mar y dado nuestra proximidad, comprobamos sus altos acantilados y la vertiente mas entrada en el mar conocida por “Punta Espada”. 

 
                         Gerardeo Almarza disfruta del paisaje marina junto al acantilado
  
En dos tramos de nuestro recorrido y debido a lo estrecho e inclinado del camino, han sido colocadas sendas gruesas maromas para que los viandantes puedan sujetarse por aquel paso.

.

La zona minera a visitar 

           Si es importante los minerales de aprovechamiento industrial de esta zona, no deja de ser un aliciente añadido para los muchos coleccionistas de minerales, saber que aquí se han encontrado Galena, Siderita, Goethita, Jarosita, Plumbo-jarosita, Blenda acaramelada, Pirita, Calcopirita,Casiterita Oxido de estaño (mineral clave ya que con él se fabricabva el bronce y está claramente localizado en esas minas), Malaquita y Azurita localizadas en galerias de la mina Ferruginosa

                 Ademas y según el profesor Salvador Calderón, uno de los padres de la mineria moderna de España en su libro mítico "Los Minerales de España 2 Tomo" editado en 1910, establece el hallazgo de magnificas cristalizaciones de yeso en las minas de Cabo de Palos:
 

Nuestro recorrido nos lleva a dos primeros pozos que disponen de una buena terrera, restos de su explotación minera que llega hasta el mar, toda llena de escurrimientos por efecto de las lluvias. En esta ocasión comprobamos con agrado que los pozos visitados han sido protegidos por brocal de bloques de hormigón, pues en la visita   anterior aquellos significaban un gran peligro dado queestaban al descubierto
.

Pozos de la concesion minera Primitiva


En el Cabezo de La Escucha y en otros montes colindantes, aparecen infinidad de antiguas escombreras, señal inequívoca de que en ellas existe algún tipo de minería más o menos desarrollada.


Uno de los pozos de la Concesion Primitiva,


            El primer pozo tiene un diámetro de 3.30 metros, y su primer tramo de un par de metros esta reforzado por ladrillo, mientras que el resto hasta perderse en la profundidad, es la propia del terreno que atraviesa. El agua se distingue en su fondo (sobre unos 40 metros de profundidad). 

 
                              Rogelio Mouzo toma datos y mediciones en  los distintos pozos
 
            Los restos de edificaciones de la concesion Primitiva se limitan a algunas incipientes paredes que apenas sobresalen de la cimentación.
 


    Otro de los pozos de la Concesión Primitiva.


            El segundo pozo distanciado menos de 100 metros, y para llegar a él hemos de hacerlo  bajando la rambla y escalando después. Este tiene  el mismo diámetro citado de 3,30 m,, pero el revestimiento de ladrillo en su interior profundiza unos 5 metros. La cota de profundidad al agua es idéntica al anterior, por estar ambos situado al mismo plano del terreno .


  
   
                La rambla que parte y divide la distancia de ambos pozos desemboca en la playa de Cala Cocón, en la que junto a la arena se ven dos grandes cuevas. En esta zona encontramos la planta conocida por dragos.
 
Cala Cocón, en la que existen varias grandes cuevas junto a la playa.
   
Continuamos por el camino GR 92.,  encontrándonos con dos jóvenes (chico y chica) que pasaron corriendo tiempo antes y ahora regresaban,  los cuales nos  informaron que la zona de las salinas de Calblanque estaba preciosa, e incluso tenia sal,


        Zona de paso peligroso, en la que existen cuerdas asidas a la montaña con argollas de hierro.

  Rogelio Mouzo atravesando la zona peligrosa del acantilado


Ahora el paso tenemos que hacerlo por los dos tramos citados, donde la senda se estrecha, y en la que existen gruesas maromas asidas con argollas de hierro a la montaña, como seguridad de paso por zona tan peligrosa, 

 
Mina en la vertiente Sur del Cabezo el  Atalayón, situada por encima de la senda,
 


Seguidamente tras pasar un trecho, aparecen varios pozos en la lejanía. No obstante y dada la existencia de una gran escombrera que llega desde zona mas alta,  decidimos salirnos del camino y escalar un trecho.  
 
Terrera de la mina situada en la vertiente Sur del Cabezo el  Atalayón, situada por encima de la senda, 
 
Retando los muchos años transcurridos desde la terminacion de la actividad minera, hemos encontrado un pesebre-cuadra de la recuas de animales que acarrearon en esta mina-
    Restos de antiguos muros mineros en la vertiente Sur de  El  Atalayón,   por encima de la senda, 
  

Gerardo Almarza vuscando minerales en la escombrera de la mina.


  Interor del pozo de la mina excavado en la roca, 


En aquel lugar  encontramos un pozo, varias escombreras y resto de edificaciones en estado de descomposición, El pozo también tiene 3,30 m de diámetro, aunque al estar a mayor altura, la piedra que arrojamos a su interior comprobamos que tarda más tiempo que en los anteriores  en producir el ruido característico de chocar con el agua. Desde este lugar hay una buena panorámica de la costa, las minas los caminos. etc.

 
                       Gerardo almarzo muestra los trozos de cuarzo que ha descubidrto.


                      


Seguidamente vamos descendiendo junto a la terrera de la mina, y llegamos al pozo situado junto a la senda principal  para el paso de personas, razón por la que ha sido protegido  mediante una rejilla de acero sobre su brocal para evitar accidentes. 
 
Rogelio Mouzo junto al pozo de mayor diametro de la zona (3,50 m), 

El Pozo se encuentra protegido contra accidentes mediante una malla de acero sobre el brocal. Este pozo es de mayor diámetro que los anteriores (3,50 metro). Además la caña interior esta formada, en sus primeros siete metros, por una pedriza tipo adoquín  de unos 30 centímetros de lado.


             Minas y pozos existentes entre Punta Espada, playa de los Dentoles y Punta Negra
..
       Minas y pozos existentes entre Punta Espada, playa de los Dentoles y Punta Negra
.

A distancia de unos 100 metros existe otro pozo; pero cuando avanzamos hacia él descubrimos en un descampado dos grandes bloques de piedra con diversos orificios que debieron ser utilizadas como asiento y sujeción de algún tipo de maquinaria minera. 

              
  Rogelio examina los grandes bloques de piedra, anclaje de maquinaria minera



 
                 Rogelio entre los grandes bloques de piedra, anclaje de maquinaria minera



Estos bloques tenia pintada una numeración similar a la que se le hace recientemente a los pozos para su identificación. La instalación conserva más vestigios de antiguas edificaciones, e incluso se aprecian restos de un lavadero gravimétrico en el que  destacan dos rumbos de concentracion de mineral. 
 
Restos de un lavadero gravimetrico minero en el que se observan algunos rumbos.
 
 Restos de un lavadero gravimetrico minero en el que se observan algunos rumbos.
 
 
                     Zona minera a la que pertenecen los restos del lavadero gravimetrico


 También hay mucho ladrillos esparcidos y restos de teja plana del tipo alicantina con la inscripción de haber sido fabricada en una de las tejeras existentes en el pueblo de El Algar.


    Rogelio Mouzo recorre aquella zona llena de vestigios mineros.


    Pozos mineros en lugar proximo al mar en la zona de Punta Espada.
 
Aunque en esta zona existe un tercer pozo muy próximo al mar y  al que declinamos acercarnos por considerar seria similar a los dos anteriores,  optamos por acercarnos a una playa  de fina arena existente en la Cala  de “Los Déntoles”. 


   En aquel lugar y semienterrada en la arena, encontramos una embarcación de poliéster rota, de 4,50 metros de larga, que juzgamos pudiera ser una de las varias pateras que suelen llegar a estas costas con inmigrantes.

                        
Embarcación "patera" en la playa Cala Dorada o de los Dentoles. 
  
A “atraviesa monte” avanzamos al suroeste, hasta llegar  a Punta Negra, en la que existen restos de una antigua edificación militar utilizada para resguardar  un potente proyector de luz. 
 

 
De aquella edificación partía una vía por la que aquel reflector de gran tamaño se desplazaba hasta una construcción circular con escalón interior inferior, en la que funcionaria para detectar el vuelo de los aviones que en tiempos de la Guerra Española (1936-1939) venía a bombardear Cartagena.
    Plataforma para  un gran proyector de luz sobre via, para detectar aviones. Antigua instalación militar  existentes entre Cala Reona y Calblanque 

                     
La instalacion militar convertida en punto de señalizacion turistica de Calblanque

 Ahora esa construcción militar circular ha sido convertida en un mirador y punto turístico, en el que existe un panel con gráficos y números explicando el nombre de las varias calas, las salinas etc., que se divisas desde tan privilegiado lugar.

 
Cala Magre, Cala Arturo, Playa de Calblanque, Punta Blanca

Descripción del  panel indicativo en la zona antiguo reflector:

1- Dunas fósiles /2 Cala el Magre/ 3 cala de Calblanque/ 4 Salinas del Rosell

5/ Cabezo batería de Portman /7 Cabezo de la Fuente.

 
   Zona de Calblanque en la que se divisan las balsas de la antigua Salinas del Rasall.
 


 Debajo de este punto de información turística y en lugar muy próximo a nosotros  mirando a las salinas, se encuentran una edificación sin techo que fue antiguo cuartel para un destacamento de soldados destinados a la  vigilancia y funcionamiento de aquellas instalaciones militares. El lugar donde estaba situado el edificio para el reflector, era señalado en el gráfico expuesto como “Punta Negra”.
 
  Edifico Cuartel de destacamento militar para manejo y proteccion del proyector


 
                     Rogelio Mouzo en la zona del antiguo proyectos  comprueba sus notas

Panel explicativo de las playas y tros datos de Calblanque
 
En el promontorio donde esta el citado Proyecto, aunque algo distanciado del mismo, existe una buena terrera y otro pozo de tipo minero similar a los descritos, que se corresponde con la mina 2º Vulcano.
 
Pozo protegido  su brocal por cabillas metalicas de acero en evitación de accidentes.
  

Desde allí iniciamos el regreso de vuelta por  la misma senda, pudiendo  encontrar otras dos instalaciones mineras: un gran brocal en cuyo interior había un pozo de pequeño diámetro que se había rehundido y que no contenía agua; el otro era otro pozo, también de los de 3,50 metros de diámetro, revestido su cañón interior de piedra labrada en un corto trecho, perteneciente a la mina “La Salvadora”
 
Pozo señalado C 794
 
Balsas y muros junto al pozo C 794



            En el brocal de este último pozo había marcada la referencia C794., y junto aquel la existencia de resto de dos pequeñas balsas, que al parecer en una de ellas recibían el agua de lluvia. También allí se encuentran restos de una edificación con paredes  prácticamente arras de cimientos.
   
   Interior del pozo C794, en el que se aprecia su recubrimiento interior con bloques de mamposteria



Rogelio Mouzo arroja una piedra para comprobar la proundidad del pozo hasta el  agua del fondo,

            Una piedra arrojada en su interior nos da la percepción de su profundidad, y el ruido sordo que del fondo percibimos con el choque de aquella con el agua, nos produce cierto escalofrío…

            Por encima de este pozo en mitad del Atalayón, existe otra gran terrera y un pozo cuyas paredes, hasta donde la vista alcanza, tiene sus paredes revestidas de ladrillo, que se corresponde con la mina Ferruginosa 


   Pozo de la mina Ferruginosa en el Cabezo El Talayón, A la derecha la terrera de la mina 2º Vulñcano.
 
          Este pos es de diámetro similar a los anteriores y esta totalmente desprotegido carente de brocal. Aunque debido a la mucha  altura en que se encuentra y no haber senda de paso por sus inmediaciones, tiene menor peligro de accidente fortuito. Aunque solamente permanecer algo cerca  y pensar en su profundidad causa cierto temor, `pues caer dentro seria emprender un viaje sin retorno "al mas allá..."


Subida a la cumbre del Cabezo El Talayón

Cumbre del Cabezo El Atalayón 
 

           Unos metros por debajo de la cumbre pude comprobar la entrada al interior de unas minas de hierro que alli se explotaron, a las que no pude acceder por encontrarse aterradas dejando abierta una pequeña abertura por la que no era posible pasar.

 
          Boca de entrada al interior de una mina situada en la misma cumbre del cabezo El Atalayón



Boca de entrada al interior de una mina situada en la misma cumbre del cabezo El Atalayón



            Por debajo de aquellas encontre una entrada abierta en la roca para entrar en las galerias mineras, pero aquella estaba infranqueable debido al gran matorral que la tapaba.

 
                     Entrada de acceso a una mina del Atalayón, cuya vegetación impide el paso


Entrada de acceso a una mina del Atalayón, cuya vegetación impide el paso. La panoramica sobre Cabo de pPalos es soberbia

              Con todo, el penoso acceso que hice para subir al Talayón lo doy por compensado, por las fantasticas panoramicas que hacia Cabo de Palos, El Mar Menor, La Manga y las urbanizaciones situadas en la orilla sur del Mar Menor desde alli se divisan 



    Panoramica desde la cumbre del Cabezo el Atalayón. La Manga divisoria de los Mares Menor y Mediterráneo.



     Urbanizaciones en Cala Reona, En primer termino la Discoteca, Foto año 2011
              
         Terminada la excursión regreso a Cala Reona, de la que podemos apreciar su famosa Discoteca y algunas de las urbanizaciones que alli existen.
        
    Paseantes por la arena de la playa de Cala Reona

            Al regresar nuevamente a la playa de Cala Reona, la bonanza de tiempo hace que personas paseen, e incluso alguien se bañe o bucee. 



Otros datos sobre las minas de Cabo de Palos,  y  sociedades que en ellas trabajaron .



            A finales del siglo XIX y principio del XX, la zona minera de Cabo de Palos daba muestra de vitalidad, siendo varias las sociedades que estaban explotando aquellas minas, o haciendo trabajos para reabrir nuevas labores etc.

 
                          Documento sobre la construccion de un pozo en la mina Amparo, año 1899



            Por los documentos a que he tenido ocasión de comprobar, y los testimonios orales a que se hizo mención anteriormente, se puede llegar a tener una somera idea de aquella última actividad minera.

 
                 Documento demarcación de la mina Amparo. Del archivo Manuel Morales



            1º-La Mina Amparo  había sido demarcada por la Jefatura de Minas en fecha 23 de Marzo de 1895. En ella dada la importancia que la sociedad propietaria le daba en función de la riqueza de la zona, comenzó en Junio de 1899 la construcción del llamado “Pozo Nuevo”, totalmente revestido de mampostería de 30 centímetros de espesor, que salvando dificultades de encontrarse con el agua de antiguas labores, consiguió  el día 2 de noviembre de  de 1900 la profundidad de 160 metros, 

 
                      Documento demarcación de la mina Amparo. Del archivo Manuel Morales


             En aquel tiempo y a distintas profundidad, se hicieron varias importantes galerías de reconocimiento y explotación. Estos datos nos confirma en la creencia general de que la profundidad alcanzada en aquella zona minera llegó a ser superior a los 200 metros.


 

             1ª pagina de la libreta de visita de inspección a la mina San Rafael Arcángel sita en Cabo de Palos, presentado en Cartagena como dueña Dña Brigida Sandoval en diciembre de 1886   Documento   Archivo Historico Minero Rogelio Mouzo Pagán.



            2º-Tenemos el testimonio escrito, en el que la Sociedad Minera Moreno Sandoval  llevaron en explotación alguna de aquellas pertenencias, como lo demuestra el documento existente en el Archivo Histórico Minero Rogelio Mouzo Pagan, consistente en una “Libreta de visita de la mina “San Rafael Arcángel”,  utilizada  por la Jefatura de Minas del Distrito para anotar las incidencias cuando  visitaban el centro de trabajo. El citado documento de fecha uno de diciembre de 1986, fue presentado por Doña Brígida Sandoval en calidad de dueña de la mina.

               Los intereses de la familia Moreno Sandoval propietaria al 100% de la sociedad "Tres Amigos" eran dueña de una de las minas más ricas de la zona en minerales de hierro-manganeso.



   Socavón y escombreras en la mina San Rafael Arcángel.


            3º-Existe un informe memoria relativo a la mina Primitiva hecho por el ingeniero jefe de la explotación en fecha 1º de Marzo de 1899, relativo a la necesidad de la ocupación de la superficie de la demarcada mina, pues en ella había de instalarse lavadero y otras instalaciones para el desenvolvimiento de la actividad minera, aludiendo que el suelo a ocupar era prácticamente improductivo, y que abonarían a sus propietarios  por los perjuicios que pudieran ocasionarle..

 
    Documento  Archivo Manuel Morales


            Se trata de un informe muy interesante en el que se hace alusión a la riqueza de aquellas minas, poniendo el ejemplo de la colindante mina  “Candida”, que en uno de sus filones bien definidos cuya dirección es de O.26º S a E. 26ºN. , uno de los cuales es el reconocido por la galería principal de la mina Primitiva y el otro  debe ser el que es objeto de explotación en la mina Candida.

 

                   Documento parcial relativo a la mina Primitiva. Colección Manuel Morales.


            Añade el informe que cualquiera de aquellos dos filones era motivo suficiente para asegurar la importancia de estas minas, pues los minerales que constituyen el producto de labores de la mina “Candida”, han llegado a dar de 14 a 20 onzas de plata por quintal de plomo.
 

       Acción minera. Del Archivo Historico Minero Rogelio Mouzo Pagán
   

4º- La existencia de la sociedad minera francesa denominada “Societé des Minas de Cabo de Palos S.A.”, según refleja una de sus participaciones   fechada en Paris en 1907, con un capital de un millón de Francos divididas en 10.000 acciones de 100 francos al portador
                       

                5º-En 1873 la sociedad sita en El Palmar llamada Sociedad Democrática de La Unión, llevó en explotación la mina Dolores, para tratar hierros  entre Calblanque y los Belones.     
 
    Terrera y pozo de la mina 2º Vulcano, en la zona de Tajo Cortado
    

6º-También circulan noticias bastante fidedignas, de que la Sociedad Minera Metalúrgica Peñarroya,  que durante muchos años ha venido llevando en explotación la mayoría de las minas de esta sierra, hizo trabajos de reconocimiento de alguna de las minas de Cabo de Palos,

  De fuentes orales se dice (según cubicación de peñarroya), que en esa zona minera existen reservas por explotar del orden  de un millon de toneladas con una media de 6 kg, de plata por tonelada de mineral,  

            

         Uno de los estudios realizados sobre estas minas de Cabo de Palos, lo llevo a cabo el ingeniero Ricardo Guardiola en 1927, en su libro; “Metalogénico de la Sierra de Cartagena”,   


            Se trata de una información importante   con la perspectiva del cierre final de aquellas minas a principios del siglo XX, 


                                  

                El Sr. Guardiola en su descripción hace relación a los criaderos terciarios que arman en las pizarras cristalinas de Cabo de Palos. Los  yacimientos reconocidos en esta región tienen una absoluta semejanza con los de Sierra Almagrera. La roca de caja es la micacita granatifera, que ofrece en algunos puntos intercalaciones de mármoles y algunos isleos de las calizas superiores. La dirección de los filones es normal al eje de la cordillera.  
 
    Pozo de la mina Ferruginosa,  A la derecha vemos la terrera de la mina 2º Vulcano y al frente los varios pozos mineros en zona de Cala Dorada


La ganga espática (molinera): la alta ley de plata de los minerales, que ha alcanzado a 5 y 6 kilos por tonelada de plomo; la circulación de las aguas por los soplados, y la existencia de bufadores de acido carbónico, son antecedentes decisivos para probar dicha semejanza. Los afloramientos son numerosos y el campo de fractura es muy intenso.

  
Pozo de la mina Ferruginosa, de pared interior  revestida de ladrillo en toda su profundidad.


Toda el área montuosa de esta porción del distrito se halla cubierta por minas demarcadas y existen en ellas numerosas indicaciones metalíferas superficiales; pero solamente un grupo de ellas ha sido explorado o  ha efectuado, por poco tiempo, prematuras labores de disfrute. En el resto de aquella zona no existen más que calicatas o escarbaderos. Las minas del citado grupo son las situadas en Cala Reona, El Talayón y Cabezo de la Escucha; es decir, “Candida”, “Ferruginosa”, “La Palma” y “San Rafael Arcángel”.
 

   Socavón de la mina San Rafael Arcángel.


La “Primitiva” explota el filón Poderoso hasta alcanzar el nivel del mar, con un espesor de 1,50 a 4 y 5 metros, y potencia reducida de galena pura de 0,04 a 0,05. La ley en plata de esta, alcanza a 8 o 10 onzas por quintal.
 
Acción minera.  Archivo Colección  Manuel Morales


En El Talayón, La Escucha y el Cocón del Lobo, se sitúan las minas “Ferruginosa”, "2º Vulcano", “Candida”, “Primitiva” y “Cuba Española” emplazadas sobre las antiguas minas caducadas de que tenemos referencia, y que se denominaban “Libertad”, “Encuentro” y “Reparación”, “Segura”. “Diana y “Rosalía”. Se cortó en la “Primitiva” a raíz del descubrimiento de filón Jaroso en Sierra Almagrera, un filón de hematites roja con nódulos o riñones de galena, cloruro de plomo (cotumnita) o cloruro-carbonato (fosgenita o plomo córneo) y plata, 101/2 onzas por quintal de mineral.

 
                      Acción miner. Documento Archivo Manuel Morales.


Los Bretones ferruginosos explotados en el Talayón contenían a corta profundidad plata con ley de 4 adarmes a dos onzas, con cloruros ferrosos de plata y plomo y alguna pequeña veta de galena con más de 30 onzas.

Existen también minerales manganesíferos ricos; lo son las hematites antes citadas de la “Ferruginosa” y el “Segundo Vulcano”; y en la antigua mina “Dolores” se extrajeron minerales con el 28% de manganeso.

 
                  Acciíon Minera. Documento Archivo manuel morales.


En Cabo de Palos la disposición estratigráfica es la misma; los niveles acuíferos pueden invadir las labores; pero no lo harán en flujo mayor que el que ofrecen los niveles acuíferos del Beal, y por lo tanto podrán ser como en este caso fácilmente vencidos.


3ª visita del  16  Enero de 2011 a las minas de Cala Reona.
  

            Este viaje lo hago acompañado de mi amigo Manuel Morales, ingeniero técnico de minas y gran amante de la minería, sus minerales e historia, con el que comparto aficiones comunes. Nuestro objetivo es profundizar en los restos mineros y detectar la presencia en superficie de alguno de los minerales de la zona.



A las 9 horas del citado día, nuestro vehiculo llega a Cala Reona, El día es carente de sol y visibilidad algo borrosa, de ahí que las fotos panorámicas que hago tendrán poca  luz. En la zona de playa hay clavadas en la arena varias cañas de lanzar a la espera de la captura de algunos peces. Los pescadores son dos: uno sobre 45/50 años de edad y el otro se ha quedado por encima de la playa, pues está inválido y tiene que permanecer sentado en una silla de ruedas. 

En Cala Reona vemos a  Rogelio Mouzo y un pescador tenaz que, pese a su incapacidad, practica su gran afición a la pesca


Al acercarnos y preguntar como iba la pesca dijeron haber cogidos dos magres, uno de un tamaña aceptable y otro menor el cual nos enseña. El hombre invalido dijo haber nacido en Alumbres y tener 63 años de edad, habiendo ejercido la profesión  de albañil encofrador, pero que hacia años empezaron por seccionarle un dedo del pie por problemas de circulación de la sangre, y hace unos años le han amputado la pierna izquierda por encima de la rodilla. No obstante su ánimo es bueno, y como puede comprobarse sigue, aunque limitado, practicando sus aficiones.



Iniciamos la marcha por el sendero el cual parte por la parte Oeste de la playa de Cala Reona, comenzando el ascenso al Cabezo de la Escucha cuya ladera está bañada por el Mediterráneo,  en el cual  divisamos  en lugar cercano y a unos 25 metros por encima del mar dentro de la misma cala, como  se distingue un gran socavón antiquísimo  de origen minero, que según la descripción del plano que utilizamos, se corresponde con la mina “San Rafael Arcángel”




Continuamos el camino durante un largo trecho por el sendero, hasta que llegamos a visualizar los dos primeros pozos, ambos dotados de buenos brocales, que por referencias de  de diversos planos, consideramos que pertenecen a la concesión minera  “Primitiva”, la cual hacia muchos años pusiera en explotación la “Sociedad la “Acrisolada de Murcia”. Aquella mina estaba en una gran extensión, pues otro pozo de la citada mina aparece en la zona media del Cabezo de La Escucha por su lado Oeste.

 

Mientras que Manuel Morales se dedica a rebuscar por la terrera del pozo reseñado en la zona por la que discurre el camino, yo inicio el ascenso por la falda de la montaña hasta una gran escombrera formada únicamente por lajas sin restos de mineral,  en la que, por encima, pude encontrar otro profundo pozo, este muy peligroso por carecer de brocal,  y también perteneciente a la citada concesión “Primitiva”. 

            
Interior del pozo superior existente en la faldea del Cabezo de la Escucha


Sus paredes están excavadas en el terreno sin ningún tipo de protección de su caña, y denota ser de construcción muy antigua,  en el que solo debió funcionar algún  torno de mano.



El pozo superior de la concesión Primitiva, debe superar largamente los 100 metros de profundidad hasta el agua, pues  una piedra arrojada en su interior tardó mas tiempo que en los restante en percibir su sonido al contacto con el agua.

              El pozo totalmente desprotegido en lugar apartado del Cabezo de La Escucha

 
Seguidamente y dado que por encima dirección a la cumbre del monte se ven varias terreras (algunas de bastante tamaño),  continuo escalando, comprobando la existencia de algunas calicatas o mineralizaciones a roza abierta; también hay una zona que pudo ser excavada como mineralización, y que aparece cubierta por grandes bloques de pizarra sueltos arrastrados tras su posible hundimiento. 
Acceso al interior de un minado en la cumbre del Cabezo de la Escucha.
 

   Grandes minados existentes   en la cumbre de Cabezo de La Escucha, por encima de Cala Reona.


Monte arriba llego casi a la cumbre, en donde existe una mineralización subterránea a la que antaño se puedo acceder andando, pero actualmente tiene enterrada su parte mas profunda, de forma que impide se pueda ver sus dimensiones totales; auque conviene reseñar,  que esta mineralización tiene otras aberturas o entradas por varios lugares de la montaña. 



Inmigrantes ocuparon minados abandonados



            Fue en la mineralización reseñada con anterioridad, donde me extrañó encontrar una serie de ropas dispersadas por el suelo sobre una gran zona que había sido recubierta de esparto a modo de colchón. Aunque en principio consideré que serian cosas dejadas allí por alguno de los muchos buscadores de minerales para colección que recorren cualquier zona minera, esta posibilidad fue descartada de inmediato, dado que aparecieron al menos tres pantalones, una pequeña mochila, alguna prenda para el cuerpo y dos gorros de lana del tipo que usan los  africanos para cubrirse la cabeza y defenderse del frió; también habían algunas latas de conserva vacías y cajitas de otros productos comestibles.




    Ropas  encontradas en un minado existentes en el Cabezo de la Escucha  de Cala Reona.


            Todos estos datos son, sin lugar a duda, la prueba fehaciente de que aquellos minados abandonados desde  muchos años habían sido utilizados recientemente por algún grupo de inmigrantes de los que desembarcan en pateras en estas costas, los cuales encontraron el citado lugar utilizándolo como vivienda-caverna durante algún tiempo, hasta resolver la forma de salir e integrarse entre la población. Lo que es algo difícil de comprender, es como unas personas que desconocen la zona pudieron encontrar aquel refugio, que  se encuentra casi en la misma cima del Cabezo de la Escucha.



            Desde tan privilegiada situación y altura, la panorámica a pesar de la neblina es sorprendente. De un lado al Sur aparecen los grandes acantilados y calas de la zona marítima, mientras que mirando al Oeste aparece  el monte llamado “Atalayón” de 185 metros.   



Dada a la gran altura que he encontrado mineralizaciones en el Cabezo de la Escucha, entre ellas la denominada mina o concesión “Primitiva”, es de aventurar que los trabajos mineros en la zona debieron comenzar en la parte superior donde afloraran algunos filones en superficie, y después   los continuarían mediante calicatas, pozos, galerías, etc.


    El monte de mayor altura es el Cabezo El Atalayón 


            Tras breve recorrido inicio el descenso, pasando por algunas de las varias escombreras abandonadas y, siguiendo las recomendaciones de mi compañero Manuel Morales, recojo diversas muestras para investigar  si contenían alguna clase de mineral.



            Si la subida al Cabezo de la Escucha fue dificultosa por la falta de caminos o sendas, que implica tener que hacerlo por  zonas de pequeños ramblizos en los que es mas fácil escalar pisando sobre los salientes de las piedras; el descenso es aún mas difícil, por ser mas complicado localizar bien  donde el pie se afirme (un resbalón   ocasionaría caer rodando montaña abajo), lo que obliga, como medio de seguridad, tener que ir continuamente agarrándose a las matas de esparto, bolagas, palmitos y otras muchas de tipo autóctono que en el lugar se encuentran.



            Llegado al camino avanzo junto al pozo con brocal inferior de la concesión Primitiva, descendiendo a la rambla  hasta cerca del mar en la que se encuentra mi amigo, que dotado de martillo y cincel rompe piedras en la gran escombrera de unos 25 metros de profundidad por unos 75 de anchura. Esta terrera  desciendes  hasta el fondo de  la que algunos nombran Cala de los Túneles; pero que sobre el plano se denomina Cala Cocón del Lobo. Al parecer aquellos túneles existentes en la misma playa debieron ser de tipo minero.


                          Manuel Morales en las escombreras de las minas de Cala Reona


            Otra consideración a barajar seria, que dada la proximidad de la mina Primitiva con esa cala,  sus minerales pudieran haber salido desde allí  embarcados,
                            


            En relación a esta rambla, al seguirla un techo hacia la cumbre, pude encontrar un pozo poco profundo y sin agua en su interior, de  un diámetro interior aproximado a un metro, el cual cuenta de un brocal hecho a base de piedra seca de la zona (lajas). Este pozo denota  ser de origen muy antiguo, posiblemente de la minería romana. 



Minerales encontrados en la zona



            Manuel Morales daba signos de estar fatigado, pues partir aquellas “piedras” era algo trabajoso; pero se encontraba feliz porque de aquellos aparentes “pedruscos”, al partirlos  se apreciaban los siguientes minerales: siderita en la que hay pintas de pirita (la siderita carbonato de hierro fue un mineral descartado de la producción dado que los mineros antiguos buscaban la galena argentífera muy rica en plata, en porcentaje  superior a la encontrada en las minas del Cabezo Rajado. 


                     

En alguna de estas  muestras, Morales considera, porque salio alguna pinta que así lo confirman, que la siderita lleva galena argentífera; otro de los minerales encontrados es la gohetita (hidróxido de hierro); mineral que lleva el nombre de Gohete, pintor que fue el primero en localizarla y darla a conocer. 
 En aquel lugar encontramos algunos trozos de gohetita irisada de variados colores. .Hay pintas de mineral de pirita (sulfuro de hierro) de la que se extrae el azufre (S2fe) y también se encuentra pintas de plomo y de blenda SZN (sulfuro de zinc)..




            Manuel Morales buscando minerales de colección en las minas de Cala Reona.


En las escombreras de alguna de estas minas aparece Jarosita, un mineral  que suele salir en masa con la gohetita asociada a minerales de hierro; también se han encontrado en algunas escombreras muestras de blenda acaramelada salidas en una roca de pizarra junto a galena y siderita.

           

Al partir un trozo de siderita aparecieron pintas de galena y blenda. En esta sierra minera  a la aparición de más pirita menor riqueza en galena y, a mas mineral de hierro menos galena. Estos minerales existentes en estas escombreras son los “pobres” del conjunto de los que aquí aparecieron.


            Rogelio Mouzo Pagán en un corte geologico   pizarra y cuarzo, Minaas de Cabo de Palos

Fotografia a la entrada a la mina existente por encima de la media montaña   del  Atalayón tomada desde poniente. Es de principios de 2.000 en la que aparecen Manuel Morales y Pedro Mármol  ambos  preparado para introducirse en la mina, Foto del archivo Manuel Morales  En ella se encuentra Siderita XX, Goethita, Anglesita, y algunos minerales de manganeso, y  tiene un contrapozo interior..


Este lugar por sus esquistos  de pizarra era donde mas podrían formarse los filones de sulfuros en condiciones similares a los aparecidos en la Sierra de Almagrera, en la que se descubriera el famoso filón del Jaroso, que motivó en los primeros años del siglo XIX, cuando el reinicio de la actividad minera.


Conviene reseñar que también la minería de Mazarrón fue muy floreciente y rica, destacando en ella las concesiones San Juan y Santa Ana, en las que se encontró el famoso filón Prodigio de 15 metros de potencia de pura de galena. 


 
Mina San Antonio, Mazarron  1913 Archivo Histórico Minero Rrogelio Mouzo Pagán
 
Restos de alguna de las minas de Mazarrón  Foto Rogelio Mouzo en 2004.



 
Vista parcial de Mazarrón desde  su zona minera.  Foto Rogelio Mouzo en 2004


Aquellas minas mazarroneras fueron explotadas por la Compañía de Águilas; aunque el primero que las investigó y luego quedó como uno de los grandes socios, fue D. Hilarión Reus y Albanelli que era de Marsella, el cual apareció en el distrito minero sobre 1841. 

Minas  en el Cabezo San Cristobal, En primer plano el barrio minero de Mazarró, Archivo Historico Minero Rogelio Mouzo Pagán


D. Hilarión Roux y Albanelli por la riqueza aculada, su trayectoria y otros meritos fue nombrado Marques de Escombreras. Este contrajo matrimonio con Dña Trinidad Aguirre y Aldeiturriaga, y tiempo después uno de sus descendientes (continuador de los negocios mineros familiares), fue el que construyó el soberbio edificio situado en la Plaza de la Merced de Cartagena, conocido por “Palacio Aguirre”, actualmente convertido en museo.




Vista de Rogelio Mouzo al interior de una galería de la Mina “Primitiva”, unos metros por debajo de la senda del GR que recorre la zona.



            Manuel Morales había aludido a la existencia en la ladera de la montaña próxima al mar, de una galería minera que el había visitado sobre 2003, Por sus indicaciones pudimos localizar la boca de entrada, comprobado sobre planos,  que la galería se encuentra en la demarcación de la mina  “Primitiva”. Esta concesión es grande y como casi todas las minas cuenta con varios pozos y túneles para acceder a su interior.

 

                             Boca  o galeria de entrada a la mina Primitiva


            Como la entrada al interior de la galería se había reducido bastante debido al terreno acumulado en su zona externa, decido penetrar en  solitario utilizando unas linternas en frontal y mano, y no sin ciertas dificultades, voy avanzando encorvado hasta  alcanzar un mayor espacio interior, pero aún sin poder andar de pie; por lo que  arrastrándome voy profundizando a la par que voy sorteando una serie de palos de madera (puntales)  abandonados y caídos, que debieron ser parte de una empalizada de fortificación ya rehundida..


                              Interior de la mina Primitiva recorrida por Rogelio Mouzo


  

            Más adelante encuentro una pedriza no muy bien formada, y unos diez metros más dentro la galería o rampa tiene mayor inclinación, y aparece aterrada dejando apenas una pequeña abertura por la que no es posible continuar. 


   Interior de la mina Primitiva recorrida por Rogelio Mouzo

            Manuel Morales había indicado que aquella rampa llegaba hasta un contrapozo (un pozo existente dentro de una mina o galería sin salida al exterior); pero aquel debía de estar en una zona más profunda a la que no pude acceder. Añade mi amigo Morales,  que fue en aquella galería donde encontró mineral de jarosita cristalizada, la cual conserva en su colección.


                     Empalizada en el Interior de la mina Primitiva recorrida por Rogelio Mouzo


            De regreso y a modo de testigo de mi estancia en la zona, vine a “salvar” uno de aquellos rollizos de madera parte de la citada vieja empalizada caída, El cual podrá ser contemplada   en tiempos venideros en alguna exposición de tema minero, aportando las explicaciones necesarias sobre su localización, Con las precauciones debidas, no exentas de gran esfuerzo, aquel madero pude sacarlo al exterior, dejándolo guardado (escondido) junto a un matorral, para recogerlo a la vuelta del recorrido.



   Rogelio Mouzo sale del interior de la mina Primitiva portando un puntal  caido en su interior



    Rogelio Mouzo carga con el puntal que ha sacado de un a galeria de la mina Primitiva


            Ni que decir tiene que toda esta operación fue debidamente recogida por la cámara fotográfica. También quiero añadir que la visita anterior de Manuel Morales a esta mina, aquel encontró una pequeña herramienta construida en hierro  en forma de gancho a modo de pico, que según la calificación que le dio el Sr. Sanchís, un coleccionista valenciano entendido en temas de minería, aquella herramienta se la conocía por “raedera”.


Pozos mineros existentes  próximo a “Cala Dorada”, y jóvenes de acampada en la zona.



            En este lugar al dirigirme a un pozo   que no pude comprobar en la vez anterior situado próximo al mar en las ionmediaciones de Punta Espada, encontré un grupo de  jóvenes  que regresaban después de haber permanecido de acampada desde el día anterior en la playa o Cala de los Déntoles, también conocida por Cala Dorada. Hay que tener en cuenta que las playas de aquel lugar, incluidas las de Calblanque, son paradisíaca dentro del actual Parque Regional, que se mantienen “vírgenes” (salvajes y naturales)  sin que las urbanizaciones modernas que como hongos crecen e inundan el litoral hayan podido ocuparlas. 



   Jovenes participantes en la acampada de Cala Dorada.


            Contaron que desde la tarde anterior   habían acampado en Cala Dorada pasando en ella la noche, de la que ahora   regresaban a sus domicilios, casi todos residentes en La Manga. Precisaron que esas excursiones las realizan de vez en cuando (uno de ellos a modo humorístico dijo “que era para hacer fiestas sin policías…”), manifestándose amantes de la naturaleza, y les encantaba pasar en aquel lugar cada una de sus acampadas.




            Como me presenté como estudioso de temas minero llegado al lugar a investigar sobre aquellos pozos, el grupo se interesó por el tema, pues a ellos les gustaría saber algo sobre esta zona minera. Les hice saber de la posibilidad de contar esta historia en mi blog, y les  solicite me permitieran hacerles unas fotos para incluirla en el artículo como  recuerdo de nuestro encuentro, a lo que se  mostraron favorables, a la vez que me dieron su nombre  y edad los cuales son:



            Jashona de 17 años; Alicia 16; Ericer 17, Margaret que era panameña  de 27 años; Leticia 17,  otros de los acompañantes excursionistas son Cesar de 17 años y Julio de la misma edad, nacido en Cabo de Palos y residente en el mismo faro, lugar al que le encanta subir a lo alto desde la que domina extraordinaria panorámica,



    Manuel Morales junto al grupo de jovenes excursionistas participantes en la acampada.


            Retomando el recorrido por aquellas minas me dirijo a un pozo, antes no visitado, que aunque protegido por  un gran brocal de bloques de hormigón, en su interior solo hay un pozo pequeño y poco profundo que esta seco, el cual `por su situación  debe correspondedse con la mina “Cuba Española”



            Se nota que fue excavado en el terreno sin disponer  sus paredes de protección del perímetro interior. No obstando y debido a su proximidad al camino, el brocal en su parte superior  ha sido dotado de una  malla metálica que evite accidentes fortuitos.



            Es en la zona entre Punta Espada, Cala de los Déntoles y Punta Negra, se encuentran las minas: “2º Vulcano”, “La Salvadora” y “2º San Francisco Javier”. Finalmente me acerco al   pozo reseñado en su brocal como el  C 974, que se corresponde con la citada mina La Salvadora.

 

    Grupo de senderistas junto a un pozo de las minas de Cala Reona


            Durante este tiempo diversos grupos de caminantes van sucediéndose por aquella senda; lo que propicia que pueda entablar conversación que dijeron habian venido desde San Pedro del Pinatar, Uno de ello me saludó complacido, pues dijo conocerme  tras la visita que tiempo antes de ser abierta al púiblico como mina museo hizo a la Mina Agrupa Vicenta , en la que escuchó junto a un grupo,  las explicaciones que di sobre la citada mina.

           

            Desde estas minas próximas a Cala Dorada, se ve perfectamente mirando al Norte el  Cabezo El Talayón, en cuya media montaña se aprecia la gran terrera perteneciente a la mina “Ferruginosa”, que cuenta con grande y profundo pozo minero, al que se hizo alusión que carecía de brocal de protección,

           

   


            En la cumbre del Cabezo el Atalayón, existen minados para explotación de hierro, y a su cumbre subí para comprobar lo que pudiera de ellos. Efectivamente varias son las galerías excavadas en aquel punto para acceder a los tajos y galerías que allí se hicieron; pero las situadas casi en la cumbre estaban cegadas por rehundidos del terreno, y otras situadas por debajo tenían tal cantidad de arbustos y matorral, que no hicieron posible poder atravesar y visitarlas.





            Desde la cumbre del Cabezo El Atalayón (el más alto de aquellos montes con 185 m), además de la fantástica panorámica sobre Cabo de Palos, La Manga y el Mar Menor,  sus islas y las muchas urbanizaciones,  pude localizar restos de terreras mineras por su vertiente Norte.



            También por su lado Este, encontré una gran excavación de origen antiguo que debió ser una gran calicata minera a cielo abierto.





Dando por concluida nuestra jornada minera, emprendemos el camino de regreso, y al llegar a la zona de la mina Primitiva, recojo  el puntal de madera extraído de la galería.



El paso por aquel sendero cargado con aquel rollizo de madera, suscita curiosidad entre los senderistas que van sucediéndose. Estos miraban extrañados, y un grupo de tres personas mayores y v arios  niños, vecinos de Cala Flores y asiduos paseantes del lugar desde hace años, solicitan si era posible hacerme una fotografía con aquella insólita carga, a lo que, no solo accedo, sino que invito al grupo a posar todos juntos.



   Grupo familiar de senderistas recorriendo la zona minera de Cala Reona.


. Los niños que ya habían visitado el Museo Minero de La Unión y el Centro de Interpretación en la mina Las Matildes; se interesan por las cosas mineras que voy contando en relación al lugar, a la par que les hago referencia  del contenido de mi blog "crónicasmineras" en el que tengo previsto  escribir esta odisea, y dicen visitarlo.



Uno de los paseantes que camina con su hijo, dijo ser Alfonso del Moral, La madre de dos de los niños Ana Manenti dijeron haber tenido en su familia propietarios de antiguos minas (una familia  de origen italiano que llevaron minas en esta sierra)



Este encuentro ha retrasado mi camino y ahora tengo que ir corriendo cargado en el puntal minero  para alcanzar a mi compañero  Morales, el cual ya ha llegado al coche en lugar cercano  a la playa de Cala Reona, que se encuentra lleno de vehículos de los pescadores, senderistas y submarinistas que en el lugar se encontraban.  

 

 Manuel Morales hace alusión a la Discoteca que allí existe,  pionera en La Manga, a la que él   con 16 años  visitaba. También conforme vamos saliendo  y frente a los edificios que encontramos al Oste de la carretera, dijo que allí había un  yacimiento arqueológico donde se buscaba y podían encontrarse restos de cerámica romana. 

    

Finalmente en alusión  a las terrazas excavadas en la montaña al Oeste de Cala Reona,  aquellas se hicieron para la preparación, cimentación y posterior construcción de alguna urbanización y edificaciones  en Cala Reona; pero que al declararse quel territorio incluido  dentro del Parque Regional Calblanque, Cenizas y Peña del Águila,  el proyecto fue abandonado.






  ¿Aún se buscan metales en Cala Reona ?. 

   Eso es lo que esta haciendo esta persona con  detector de metales en la zona de playa
    

10 comentarios:

  1. Muy buen articulo, con una meticulosa descripción de la zona, un patrimonio minero en la zona de costa espectacular, y que podrán visitar muchas personas con la decripcion de la zona y que se sorprenderan si no la conocen, me apunto a tu proximo articulo y por supuesto a ir al terreno....

    ResponderEliminar
  2. Excelente articulo me ha encantado. Felicitaciones al autor.

    ResponderEliminar
  3. Rogelio, no paras de enseñarnos maravillas.

    ResponderEliminar
  4. Rogelio. Acabo de leer tu reseña de la mineria entre Cabo de Palos y Calbalnque. Soy geólogo cartagenero trabajando en exploración minera en los Andes peruanos. Cada dos años me voy con la familia a veranear a Cabo de Palos y hacemos el recorrido descrito por usted varias veces a lo largo de las vacaciones,mi padre se lo hace todos los días. Ha sido muy ilustrativo pues siempre pensé en enterarme más acerca de la antigua minería en la región. Dos cosas:
    Mucho cuidado en entrar a las galerias de las minas de la forma en que muestras en las fotos, no serías el primero que se queda para siempre.
    Si te sirve de algo, hace unos años recogí un par de muestras de las escombreras de Portman, las analizé en Lima y los resultados fueron muy buenos en plata, plomo y creo zinc.Resultados que ameritarían más trabajos sino fuese una zona turística del calibre que es.
    Saludos
    Javier

    ResponderEliminar
  5. Agata y la Asociación de Mujeres de Cabo de Palos 28 de noviembre de 2012:

    Muchas gracias por su artículo Sr. Rogelio. Estaba perdida intentando buscar información detallada de la minería y restos militares de la ruta entre Cala Reona y Playa Dorada y verdaderamente no hay detalle que se le escape. Enhorabuena y gracias por la documentación.
    Desde la Asociación estamos organizando esa misma ruta para el día 9 de Diciembre de 2012 por la que queda usted invitado a la misma . Así mismo las puertas están abiertas gustosamente si quisiera en nuestro local exponer la historia de esta zona y la huella que la minería ha dejado.
    Gracias

    ResponderEliminar
  6. esta es la tercera o cuarta vez que leo este blog y me parece que no va a ser la ultima.si ademas de escribir bien sabes contar las cosas sale esto.muy bueno.j.e.m.c

    ResponderEliminar
  7. Acabo de encontrarme por casualidad con tu blog. Soy nieto de Carlos Lanzarote, del que citas su plano de las minas de La Unión de 1907. Me gustaría saber si tienes algunos datos sobre su trayectoria profesional, ya que la información que tengo de él, aparte de ser muy escasa, solo se refiere a su vida familiar. Carlos Lanzarote. 03/10/13

    ResponderEliminar
  8. Voi buscando Lo que fue Lavida En escombreras ,Cartagena ,ya que Mi madre nació' ,Allí ,supadre,de Mazarro'n,Su abuela de Cartagena ,casi todos ,eran de cerca de Cartagena .no encontré mucha información' en el bloc ,de, Escombreras ,recuerdos de un pueblo desaparecido,tenían panaderia,pareceserttambutambuen Economato ,ellos vivían en escombreras ,año ,1850 .1860 ,asta ,1920 más omenos

    ResponderEliminar
  9. Genial la entrada.
    Desde hace tiempo la tenemos incorporada con el enlace al blog a la información de la zona que tenemos en la web para la gente que no la conoce mucho.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Rogelio enhorabuena, por el blog, y gracias por darnos información de ese lugar que no conozco pero que no dudes visitaré.
    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar